Femme Fatale

  Femme Fatale Por J.P. Medina   Si he de ser sincero no leí nada de alguna autora hasta que llegué a Patricia Highsmith y sus cuentos cortos de La Coartada Perfecta, algo de lo que estaré muy agradecido porque fue la mejor introducción a la novela negra. Hace ya tres años que comencé este…

Bukowski y epidemia

  Bukowski y epidemia Por J.P. Medina     En su poema ¿Así que quieres ser escritor?, Charles Bukowski no tiene misericordia. Para él la profesión es algo que te quema las entrañas, no apacigua algún fuego. Es un recordatorio de que no importa el lugar ni el momento, sólo importa escribir nada más por…

Todas las revistas

  Todas las revistas Por J.P. Medina     El día de ayer, después de otra jornada de búsqueda laboral, me di un gusto al atender las oficinas del Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla (IMACP) en busca del primero número de La Gaceta, publicación que abre un espacio para escritores poblanos y…

Del trabajo y otros demonios

Del trabajo y otros demonios J.P. Medina     Tenía 19 años cuando obtuve mi tercer empleo como mesero en una de esas hidras de Lerna que se hacían llamar café-restaurante-bar. No necesité invertir mucho tiempo ni esforzarme demasiado para conseguirlo. Una mañana, resuelto como quien se ve gastando el dinero que todavía no posee,…

notas sueltas (e incompletas) CLXXIV

  Ni esto ni aquello. Ni trabajo de oficina ni domingos junto al mar. Ni choza en la colina ni palacio o faraón. Ni pasión desmesurada ni ocho horas de sueño. Ni (mucho) frío ni (demasiado) calor. Ni libro a la venta ni nómina de la compañía. Ni soledad ni fiesta sorpresa. Ni esto ni…

[Cuento] Fósiles de dinosaurio

  Por J.P. Medina   Fue, con certeza, el acontecimiento más grande de la historia en San Baltazar de los mares desde su fundación, allá por 1827. Tan grande fue que al cabo de unos días se convirtió en objeto de discusión nacional e internacional y todo el mundo tenía los ojos puestos en esa…

notas sueltas (e incompletas) CLXXIII

  Con este frío a veces me imagino que se me pega la piel a las sábanas y me veo forzado a arrancarme la piel de un tirón. Cuando observo lo que ha quedado de mí sobre la cama hago una mueca de tristeza y soledad. Parece como un animal que han atropellado en la…

notas sueltas (e incompletas) CLXXII

  Con este calor a veces me imagino que se me pega la piel al colchón y me veo forzado a arrancarme la piel de un tirón. Cuando observo lo que ha quedado de mí sobre la cama hago una mueca de disgusto y asco. Parece como un animal que han atropellado en la carretera…

notas sueltas (e incompletas) CLXXI

  En mi sueño (porque así comienza mi historia) hay una mujer al borde del acantilado con un vestido largo, blanco y transparente. El vestido se le ciñe a la piel porque ella mira a contra viento. Debajo de la ropa solo vive una desnudez latente, una piel dulce, un frío nocturno. En mi sueño…

notas sueltas (e incompletas) CLXX

  Lo verdaderamente malo es conversación.   —Para ti la física, las artes audiovisuales y la escritura son medios por los cuales deseas explotar tu propia creatividad. La física puede comprobar algunas cosas como agujeros negros o el material del que estamos hechos, claro, pero hay algo de fantástico en todo eso que raya en…